Cómo protegernos del ruido

La mejor manera de protegerse contra la pérdida de audición inducida por ruido es alejarse de las fuentes de ruido. Si no puede evitar exponerse a entornos laborales o recreativos ruidosos hay que utilizar dispositivos para proteger la audición como lo son los tapones para oídos y las orejeras.

  • Si se va a exponer a ruidos intensos pero pasajeros (aspiradora, cortadora de césped), utilice siempre tapones para oídos (espuma o silicón).
  • Haga pausas alejándose regularmente de la fuente de ruidos.
  • No utilice la bocina del automóvil, excepto que para prevenir un accidente.
  • Escuche música y televisión a volúmenes que no produzcan molestias a los demás.
  • Modere el volumen de su celular y escoja tonos de llamada discretos.
  • Limitar el volumen y horas de uso de reproductores portátiles de música.

Descargar panfleto